viernes 12 de abril de 2024 - Edición Nº1955

Policiales

UN DETENIDO

Recuperaron parte del botín que un exempleado robó en una fiambrería de Jáchal

Luego de una intensa investigación, dieron con el dinero que se había llevado un hombre que trabajó en el local comercial.



En las últimas horas, personal de la Brigada de Investigaciones de la UFI, bajo la coordinación del fiscal Sohar Aballay comenzó una investigación por un robo millonario, que arrojó resultados positivos, ya que lograron encontrar parte del jugoso botín y detener a un sospechoso.

De los 5 millones de pesos denunciados, los uniformados dieron con $3.565.000 en efectivo y un cheque de $230.098. Asimismo, detuvieron a un exempleado de apellido Pereyra y secuestraron prendas de vestir que habría usado al momento del robo. El sujeto quedó alojado en la Comisaría 21ra, a disposición de la justicia.

El hecho

La denuncia fue radicada antes del mediodía de este viernes por un hombre de apellido Romero, uno de los encargados del local "Frelaj", ubicado en calle 25 de Mayo entre General Acha y Rawson, propiedad de Eric González, quien en ese momento se encontraba en Mendoza.

El denunciante manifestó que a las 9.30 de ese mismo día pasó por el negocio -que permanecía cerrado por ser Viernes Santo- y advirtió que un vidrio de la ventana de una oficina estaba roto. Al acercarse pudo ver vidrios rotos contra un cajón, el monitor de la computadora corrido y todo desordenado.

Ante ello, el denunciante llamó a otro de los encargados del local y abrieron la oficina, constatando que en el cajón donde se guarda el dinero estaba forzado y no se encontraba la plata.

Ante ello se comunicaron telefónicamente con el propietario a fin de comunicar lo sucedido, trasladándose posteriormente a radicar la denuncia correspondiente, sindicando como posible autor del hecho a un exempleado que fue desvinculado de la empresa a fines del año pasado. Esa persona, de apellido Pereyra, sabía los movimientos del negocio y la relación con el dueño había finalizado de forma conflictiva.

El propietario del local comercial informó que el faltante en la caja del negocio rondaría la suma de $5.000.000.

Exempleado, sospechoso

Por averiguaciones de la Brigada de la Unidad Fiscal del Norte, se pudo verificar en cámaras de seguridad cercanas al local comercial que una persona con características físicas similares a las de Pereyra circuló de ida y vuelta en la franja horaria de 3.10 a 4.30 de la mañana en actitud sospechosa.

Así, se solicitó orden de allanamiento a su domicilio, donde el mismo sospechoso manifestó que los elementos buscados se encontraban en el domicilio de su pareja, donde fueron secuestrados 3.565.000 pesos, una mochila y una gorra, además del celular de Pereyra..

Fuente: Diario de Cuyo

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: